Calle Manuel Medrano, 29. Entreplanta B
19001 Guadalajara
Email: info@delacruzestudio.com
Teléfono: +34 949 49 19 19
octubre 2017
L M X J V S D
« Oct    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  

DECÁLOGO PARA LA CREATIVIDAD.

Hace poco charlando con un buen amigo acerca de diseño en general, me soltó; “la creatividad se tiene o no se tiene”. Así de sopetón. Muy cerca y a la cara. Por la hora que era y el color de sus ojos me di cuenta de que lo mejor iba a ser darle la razón y volver tranquilamente a casa hablando de fútbol… pero no lo hice!.

Y no me arrepiento. Gracias a la conversación que mantuvimos después, yo elaboré mi DECÁLOGO PARA LA CREATIVIDAD y él una agradable somnolencia.  En realidad se trata de 10 situaciones que personalmente intento provocar para que las ideas afloren (aunque no siempre lo hagan) y se mantengan hasta consumirlas por completo.

1.- DESPEJAR LA MENTE.

Si decido pensar en una idea, olvido cualquier tema que me pueda distraer. Parece obvio, pero a veces es más complicado de lo que parece. Las preocupaciones son parecidas a un boomerang, vuelven en un corto espacio de tiempo. No necesito ser creativo cuando paso la ITV, por lo tanto, no pienso en pasar la ITV cuando soy creativo.

2.- ENTORNO DE TRABAJO ADECUADO.

No siempre utilizo el mismo espacio para trabajar. Ni siquiera las mismas condiciones. Dependiendo del encargo me rodeo de unos elemento u otros. Pero casi siempre preparo un entorno basado en las características básicas del proyecto. Si es agresivo –  música alta, si es algo urbano – salgo a la calle.

3.- ELEGIR HORARIO.

No todo el mundo es productivo a las mismas horas. A menudo utilizo las noches para confeccionar los textos grandes. Las últimas horas en el estudio las reservo para elementos menos importantes, o más bien triviales. Cada uno debe decidir como y en qué emplea el tiempo en base a la experiencia.

4.- DEDICAR TIEMPO.

Quizá esta sea la parte más controvertida. Todo necesita su tiempo, independiente al plazo de entrega. Si el tiempo que dispongo para la ejecución de un trabajo no es el suficiente, se de antemano que el resultado no será todo lo bueno que debería. Esto es así. ¡Ah, por cierto! el tiempo que pasas con tu familia no es tuyo, es suyo.

5.- MANTENER LOS PIES EN EL SUELO.

Personalmente no me funciona pensar en ideas demasiado ambiciosas desde el inicio. Suelen venirse abajo por motivos económicos o por plazos, de esta manera tienes que volver a empezar, desperdiciando el tiempo que llevas invertido. Los proyectos/ideas crecen poco a poco durante su desarrollo. Y alcanzan su máximo nivel dependiendo de sus características.

6.- MALEABILIDAD.

En mi caso, no soy de los que realizan bocetos muy definidos al principio. Generalmente la idea va cambiando durante el proceso de creación. Siempre encuentro alguna razón para decirme; “esto que pensabas que iba a ir así, es mejor hacerlo de esta otra manera”.

7.- REFERENCIAS.

Es importante saber buscar referencias que le puedan venir bien a tu proyecto. ¡Ojo! Digo referencias y no plagio. No te emborraches viendo trabajos de otras personas. Sólo conseguirás enturbiar  la idea que tenías.

8.- AUTOCRÍTICA.

Para mi es muy importante saber decir a tiempo ; ¡BASTA!, esto no está bien, o no funciona. Tengo muy presente que si no lo digo yo, me lo van a decir los clientes. No me fío mucho de los amigos o los familiares por una razón muy sencilla, yo no le doy mi opinión a mi cuñado de como realizar un transplante de corazón.

9.- PÚBLICO OBJETIVO.

Es el aspecto fundamental que más tengo en cuenta a la hora de desarrollar una idea. Siempre tengo que tener claro a quién va destinado el producto final. Siempre es en ellos en quién pienso. Siempre habrá personas que critiquen mi trabajo, pero solamente los tengo en cuenta sin son público objetivo.

10.- CONTRAVENIR LAS NORMAS.

Pero sólo un poco!. Aportará originalidad a tus trabajos. Pasarse de la raya es caer en el recurso fácil. Además puede que quién te encargó el trabajo sea más convencional de lo que piensas. El cliente generalmente, a no ser que te lo diga de manera explícita, no querrá arriesgar con cosas demasiado innovadoras.

P.D.: estos diez puntos representan las bases de obligado cumplimiento en mis trabajos. Puede ser que las condiciones que tienes en tu entorno laboral sean diferentes y por unas razones u otras no te sean válidos. O puede ser que no estés de acuerdo por otros motivos. Estupendo!, en la variedad está el gusto.

Roberto López De La Cruz

Un Saludo y…., muchas GRACIAS por leerme.

——————————————————–

 

No Comments

Post A Comment